El Papa Francisco condenó el “cruel” e “inhumano” atentado en Bogotá, que causó la muerte a 21 personas y decenas de heridos, y expresó su deseo de que se siga construyendo “la concordia y la paz” en el país.

Por medio de un telegrama enviado en nombre del pontífice argentino por su secretario de Estado, Pietro Parolin, al arzobispo de Bogotá, Rubén Salazar Gómez, lamentó el atentado terrorista que “ha sembrado de dolor y muerte” en la ciudad el pasado jueves.

El papa Francisco expresó su más “profundo pesar por las víctimas que han perdido la vida en una acción tan inhumana y ofrece sufragios por su eterno descanso”, se lee en la misiva.

Francisco brindó así “apoyo y cercanía” a los numerosos heridos, a sus familias y a toda la sociedad colombiana “en estos momentos de conmoción y tristeza”.

“El santo Padre condena una vez más la violencia ciega, que es una ofensa gravísima al Creador, y eleva su oración al señor para que ayude a perseverar en la construcción de la concordia y la paz en ese país y en el mundo entero”, expresó en el telegrama.

Por último Francisco imparte su bendición apostólica sobre todas las víctimas, sus familiares y “el querido pueblo de Colombia”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here