Debido a las manifestaciones independistas en Cataluña, la Real Federación Española de Fútbol y La Liga harían público en las próximas horas la confirmación de su decisión: el clásico entre Barcelona y Real Madrid se suspende.

Había surgido la alternativa de cambiar la localía y no disputar el encuentro en el Camp Nou sino en el Santiago Bernabeu; sin embargo, por motivos de seguridad, ambas instituciones prefirieron postergarlo.

Publicidad

El hecho de ver a Barcelona en llamas y además de tener organizada una multitudinaria marcha para el 26 de octubre, día en que originalmente se debía llevar a cabo el compromiso, hacen que el súper clásico se mueva para el 18 de diciembre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here