En un convenio ambiental entre el Área Metropolitana (Amva) y Corantioquia, se acordó la cifra de 3.689 millones de pesos para invertir en estrategias y una ruta adecuada que lleve al Cerro Quitasol a ser área protegida.

Reforestación, limpieza de quebradas, control de tráfico ilegal de flora y fauna, serían algunos de los recursos que se empezarían a implementar las autoridades para devolverle al Cerro la importancia ambiental que tiene para todo el Valle de Aburrá.

El Quitasol, donde fueron quemadas 600 hectáreas en 2010 y 100 en 2017, todavía no ha dejado de sufrir por el tema de incendios. Además, a pesar de los esfuerzos por reforestar, aún no se ha logrado conservar el lugar como el pulmón verde que necesita Antioquia y el habitat de las 13 especies endémicas que se movilizan por esta zona.

Ana Ligia Mora, directora de CorAntioquia, declaró que otra de las intenciones con el lugar es convertirlo en un destino de turismo sostenible. “También pediremos acompañamiento al Ministerio de Ambiente que, entre otras cosas, hace dos años declaró al cerro como uno de los Bosques de Paz, en honor a las víctimas del conflicto armado”, agregó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here