Este texto no necesariamente compromete ni representa la posición del medio de comunicación. Las ideas representadas en él son responsabilidad del autor.

Escribir sobre tu ídolo, el jugador que te cautivó y te enamoró de este deporte con más de 100 años de existencia llamado fútbol puede resultar muy fácil, decir por qué me gusta, qué me encanta y que jamás veré a otro igual suena quizás descompilado, pero es realmente lo más duro que he hecho. Hablar de Lionel en un texto de no más de 2 páginas es casi que imposible, podría quedarme escribiendo por días, meses y hasta años sobre ¿qué me enamoró de Lionel? Y no, no soy la típica fanática de moda como llaman algunos. Messi me mostró su perseverancia, el amor por lo que hace, el ser resiliente y el saber esperar, pero, sobre todo su pasión, la pasión para jugar al fútbol. Verlo “en su salsa” hace que todos mis problemas se vayan y que llegue una sonrisa a mi rostro.

Publicidad

Es normal que hoy todo el mundo esté hablando del 10 del Barcelona y de la Selección Argentina, su talento ha enamorado a cientos de espectadores, que siempre esperan que algo extraordinario suceda. Y sucede. Porque es él, Lionel Andrés Messi. ´La pulga´, para muchos es el mejor futbolista que ha pisado una cancha, para otros no es de su total agrado, y es normal que se debata en una mesa de amigos quién es mejor y por qué lo es. “Que Cristiano aparece en los momentos que su equipo lo necesita”, otros que “Maradona sí se echó el equipo al hombro”, otros quizás dirán que “ese pecho frío” solo juega como uno más”. Y es que vivimos en el afán de comparar a estrellas del balompié, y ¿por qué? si ninguno debe parecerse al otro, ni debe ser mejor o peor. Simplemente para cada uno ES.

Messi me enamoró del fútbol cuando era muy pequeña, conocer su historia y creer que para mí iba a ser uno de los futbolistas con más talento. Quizás es loco pensarlo, no era scout ni mucho menos, simplemente una niña experimentando el mundo del fútbol y preocupándome por hacer las tareas del colegio, y es que quien lo creyera saber que Messi cuando solo tenía 17 años estuvo acá en nuestro país. Estuvo cerca de mí, de vos, de todos.

Me acuerdo que tenía como siete años cuando Messi vino a Colombia, y quien lo creyera, nuestro país se iba a convertir en un lugar especial para el nacimiento de esta estrella, especialmente el Eje Cafetero, ya que ciudades como Armenia, Manizales y Pereira fueron testigos de las primeras pinceladas de este crack, que con su bajo perfil, su zurda, el #18 con su Selección en aquel entonces fue el encargado de guiar a la ´Albiceleste´ en ese Sudamericano Sub 20, para la clasificación al mundial de la categoría. Donde dos meses después se consagraron campeones del mundo y sería él, el goleador y máxima figura de ese torneo. Increíble pero cierto.

Y ahora, después de 14 años, Lionel se convirtió en el mejor jugador del mundo, de mi mundo, el zurdo que cautiva a cientos de miles de personas cada fin de semana en un estadio de fútbol, y solo espero que no queden más ateos en esta religión llamada Messi, que día a día nos hace emocionar con tan solo tocar el balón. Qué suerte tengo de haber nacido en esta época, que suerte tengo de verlo jugar, y que suerte tendrán mis hijos porque
les hablaré de un amor llamado Messi.

Valentina Orozco Jordan – TW:@OrozcoValen14 – IG: ValentinaOrozco21

Foto: Goal

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here