Aunque es difícil erradicar la historia del narcotráfico de las calles de Medellín, con la caída del edificio Mónaco desaparecerá un escenario más que hace alusión directa al capo del cartel paisa y es además una parada fija en el narcotour.

Este viernes se llevará a cabo la implosión del edificio construido por Pablo Escobar, donde residía su familia, ubicado en el barrio Santa María de los Ángeles. La estructura se demorará tan solo tres segundos en caer, pero para eso deberán evacuar 1.500 personas de 638 propiedades aledañas y cerrar las vías cercanas entre las 10 a.m. y las 12 p.m.

Publicidad

La demolición del Mónaco constará de dos momentos: el primero será un homenaje a las víctimas en un acto llamado “Medellín abraza su historia” y el segundo la implosión, que tendrá tres alarmas previas a su inicio.

Finalmente, el plan posterior a la erradicación del símbolo del narcotráfico tardará aproximadamente dos meses, mientras retiran los escombros y dejan el terreno de nuevo limpio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here