La clasificación de Independiente Medellín a las semifinales de Copa Águila fue un envión anímico para un vestuario que venía siendo cuestionado por su falta de unidad y compromiso con la camiseta.

Ante Once Caldas los jugadores demostraron estar comprometido con revertir la mala situación; sin embargo, cuando el partido estaba cerca de finalizar ocurrió un hecho entre Andrés Cadavid y Mauricio Cortés que hace creer que las cosas no andan muy bien en la interna de Independiente Medellín.

Publicidad

El hecho no pasó desapercibido e incluso al nuevo técnico del Rojo, Aldo Bobadilla, se le preguntó por lo sucedido y esto fue lo que opinó:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here