Por causa de una enfermedad neurológica degenerativa murió en una clínica Jose Luis el ‘Tata’ Brown a los 62 años, casi sin poder recordar la rica historia que escribió a través del fútbol.

Brown jugó 9 años en el club de sus amores Estudiantes de La Plata y luego de 1983 a 1985 militó en Atlético Nacional donde dejó una grata impresión y posteriormente en 1986 supo ser campeón del mundo con su Selección Argentina, anotando un gol en la final y muy recordado por haber permanecido en la cancha pese a tener el hombro luxado, se hizo un hueco con la boca en la camiseta y metio el dedo por ahí para que le sostuviera el brazo.

Publicidad

También fue director técnico del la Sub-17 de su país y en los juegos olímpicos de Beijing fue asistente de Sergio Batista con quien conseguirá el oro olímpico.

Paz en la tumba de uno de los grandes defensores que se han visto en estas montañas. Q.E.P.D, TATA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here