Es oficial. Gustavo Torres no es más jugador de Atlético Nacional. Las directivas de la institución llegaron a un acuerdo con el Vasco da Gama para enviarlo a préstamo por un año y con opción de compra.

Si bien se ha dicho que el jugador solo iba a salir por compra inmediata, la relación entre ambas partes ya estaba desgastada por lo ocurrido durante la cuarentena y en los días posteriores a ella: rumores de indisciplina y faltas sin permiso al entrenamiento.

Publicidad

El propio Juan Carlos Osorio aseguró en rueda de prensa que Gustavo Torres tenía problemas con la disciplina y deseó que se pudiera dar su salida de la institución.

Se pensó que el jugador había salido en malos términos de Atlético Nacional, sin embargo, el jugador salió a dar su versión en el Vbar de caracol y estas fueron las razones, según él, por las cuales se fue:

«Pasaron muchas cosas. Llegue en enero y se estaban haciendo las cosas muy bien. Hice goles. Desafortunadamente llegó a la pandemia y pasaron ciertas cosas que distorsionaron el ambiente. Se dijeron muchas cosas que no son. Yo había tomado la decisión de quedarme en el club, pero llegaron una serie de propuestas las cuales eran muy buenas económicamente. En lo personal tenía necesidades inmediatas que cumplir. Le pedí a ayuda al club y en su momento no respondió a esa ayuda que pedí. Mi obligación era continuar y cumplir con el contrato.

Tuve un problema personal y lo tuve que ir a solucionar. El error que tuve fue no pedir permiso oficialmente al club para ir a hacer ese trámite, simplemente lo fui anunciando y nunca fue algo oficial. Igual el club estaba enterado de todo.

Luego apareció una oferta de Suiza y me dejé llevar por unas personas que me hablaron al oído y me dijeron que era un propuesta muy buena y que metiera presión. Pero la verdadera razón por la que me ausenté de los entrenamientos fue por un problema personal y nunca para presionar al club y forzar mi salida.

Después de eso me presenté a entrenar y tuve una sanción de 13 días, los cuales los cumplí y me volví a presentar. Ya estaba disponible para el equipo si me querían poner a jugar, pero veía que la situación se había distorsionado. Desde ese momento se pensó que lo mejor era que yo buscara otros club y así continuar mi carrera.

En cuanto a cómo terminó su relación con Juan Carlos Osorio, Gustavo Torres afirmó:

«Siempre voy a estar muy agradecido con el profe por la oportunidad que me dio. Siempre estuve en comunicación con él. Le hablaba y le decía todo lo que estaba pasando. En lo personal, para mí, quedó bien. Nos despedimos bien, me dio muchos consejos. Cada quien sabe lo que hizo bien y mal. No somo perfectos, solo queda agradecer al profe que medio la oportunidad. Ojalá el fútbol y la vida nos vuelva a unir en otro contexto y en un ambiente más sano. Antes de la pandemia las cosas estaban muy bien, estaba respondiendo a esa confianza que el profe me había dado. Fue la personas que puso la cara por mí».

Sobre el rumor de la fiesta en Cali, en la cual se había contagiado de Covid:

«En Medellín vivía solo en Llanogrande, la mayoría de los jugadores tenían a sus familias. Lo único que yo hice fue trasladarme a Cali, donde estaba mi familia, a pasar la cuarentena. Yo seguía entrenando con el equipo desde allá.

Cuando regresé se me hace la prueba de covid y salgo positivo. Eso se relaciona con una fiesta que hubo en Cali. Yo en ese momento ni siquiera estaba en la ciudad. Averiguaron por todo lado y se dieron cuenta que yo no estaba en la fiesta, pero la imagen que había quedado era que yo me había infectado de covid en una fiesta privada en Cali y no fue así.

El ambiente se puso un poco tenso conmigo. Luego tuve un problema personal que tenía que resolver y el club lo sabía, y en vista de que solo lo tenía que solucionar de esa manera, me ausenté. Mi error fue no pedir un permiso porque pensé que podría llegar a los entrenos.

Nunca llegué borracho a un entreno. En el club saben que este semestre nunca pasó eso, en Medellín nunca me vieron en la calle. A lo último me hicieron saber que no me iban a tener más en cuenta, entonces lo mejor para mí era salir y buscar un club donde pudiera jugar.

Ahora lo que queda es darle vuelta a la página y tratar de cambiar esa imagen y rendir como profesional«.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here