El flamante campeón de Copa Libertadores comenzó la defensa de su título ante una de las mejores nóminas del fútbol colombiano y sin mayores complicaciones obtuvieron sus primeros tres puntos: dos goles de Everton Ribeiro hicieron que Flamengo comenzara con pie derecho el torneo continental.

Pero más allá del resultado deportivo, la imagen de la noche fue al terminar el partido: un niño, hincha de Junior, entró al terreno de juego para aferrarse al goleador del Flamengo, Gabirel Barbosa. El jugador lo acompañó con un abrazo y luego le regaló su camiseta y sus guayos.

Publicidad

‘Gabigol’ después manifestó en sus redes sociales que estaba muy agradecido con la hinchada de Junior de Barranquilla por la muestra de cariño manifestada hacia él.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here