El seleccionador de Colombia, Carlos Queiroz, anunció este lunes que el delantero de Boca Juniors Sebastián Villa, acusado de violencia de género por su expareja, estuvo en la lista de 42 preseleccionados y dijo que él no es «una institución» ni un juez sino el seleccionador del país andino.

«Yo no soy una institución, yo solo soy el seleccionador nacional de Colombia y hay un jugador que está jugando en Argentina por su club y es colombiano. El trabajo que me pagan por hacer es decidir si él tiene calidad para llegar a la selección de Colombia o no«, expresó Queiroz sobre el futbolista de 24 años.

Publicidad

Daniela Cortés, expareja de Villa, denunció al colombiano por violencia de género en abril de este año y publicó en las redes sociales fotografías en la que se la ve golpeada y ensangrentada.

Villa negó la acusación y denunció a su ahora expareja por «extorsión».

El pasado 3 de noviembre, el Boca Juniors publicó un comunicado en el que aseguró que la situación del colombiano «nos impactó y nos hizo repensar institucionalmente la necesidad de realizar acciones de prevención y de adoptar medidas absolutamente necesarias asociadas al respeto, la tolerancia, y erradicación de cualquier tipo de violencia«, aunque no tomó ninguna decisión.

En ese sentido, Queiroz recalcó hoy que el no es una institución y que deja que «los tribunales, las instituciones, los médicos» hagan su trabajo y respeta sus decisiones.

«Me parece que si en Argentina y en Boca Juniors el jugador está jugando eso no es de mi competencia, de mi trabajo, criticar u opinar por qué está o no está jugando. Esa no es mi obligación«, expresó el portugués y agregó que «si después está listo para la convocatoria o no es otra cosa«.

«Compartimos con Boca Juniors y estaba en la lista de los bloqueados, ahora está volviendo a jugar y si está haciendo buen trabajo estará en nuestro radar, si está listo para Boca estará listo para Colombia. Los digo porque en el pasado me acusaron de una injusticia en Portugal, sé lo que sufrí en ese tiempo, la presión. No estamos para condenar a nadie«.

EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here