Este texto no necesariamente compromete ni representa la posición del medio de comunicación. Las ideas representadas en él son responsabilidad del autor

Por: Juan Camilo Villa M. – @juanvillamunera

Publicidad

Edwin Velasco: llegó un momento glorioso del club, por eso poca atención se le dio a si era un buen o mal fichaje, Farid Díaz seguía en el equipo y hasta algún gol hizo Velasco en sus primeras presentaciones. Con Almirón se produjo la llegada de Marcelo Delgado porque lo que encontró no le daba confianza. Velasco siempre pasaba de agache, ni se equivocaba porque para eso hay que jugar y comprometerse, se fue a préstamo para Once Caldas y su paso no dejó mayor huella. Hoy es actual campeón del fútbol colombiano con América y desde el mundo River admiten un interés de Gallardo por él, que se dé o no ya es otra cosa. Pero no supimos por qué no pudimos ver nada de eso en el Atanasio.

Deiver Machado: Sería mentir si la mayoría de la hinchada no se alegró cuando se enteró de su llegada, venía de Europa, buenas campañas con Millonarios, selecciones Colombia juveniles y hombre conocedor del club por su pasado en divisiones menores. Lo vimos equivocar mil pases, tirar malos centros, equivocarse en cosas básicas del juego como el control, eso sí, siempre rápido y potente, pero a la hora de la producción colectiva, poco y nada. Sin embargo estuvo en Asia con la Selección Colombia de Mayores, minutos los tuvo todos y lesiones, ninguna grave. No fue «falta de ritmo», no fue «falta de continuidad» y ahora acaba de firmar con el Toulouse francés, aunque está en segunda división es uno de los tradicionales de esa liga. ¿Qué le pudo haber pasado en Nacional?, otra pregunta sin respuesta.

Christian Mafla: Usted puede elegir con cuál quedarse, porque es claro que fue uno antes y después de Juan Carlos Osorio. Desde su llegada en 2017 con Juan Manuel Lillo su aporte fue pobre, le costó tener continuidad, su falta de confianza con la pelota era evidente, expulsiones innecesarias, un jugador tímido, hablando netamente del juego. Su buen comportamiento y disciplina lo mantuvieron en el equipo y fue el ‘Míster’ quien puedo explotar su potencial, agregarle valor y recuperar un jugador que ahora interesa al equipo más ganador de la Copa Libertadores de América, Independiente de Avellaneda. ¿Qué había en el entorno que le impedía a Mafla sacar lo mejor de su potencial?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here