Este texto no necesariamente compromete ni representa la posición del medio de comunicación. Las ideas representadas en él son responsabilidad del autor

Por: Juan Camilo Villa M. – @juanvillamunera

Publicidad

Atlético Nacional es al día de hoy tercero con cinco fechas disputadas de la Liga Betplay Dimayor y es el mejor arranque de Liga desde el primer semestre de 2017, cuando supo ser campeón de la mano de Reinaldo Rueda Rivera.

Para el entrenador costarricense son fundamentales el orden y la solidez defensiva y a partir de ahí elaborar el juego y las jugadas de ataque. El módulo base para Guimarães es el 4-3-3, pero con el transcurso de los juegos se ha inclinado más por el 3-4-1-2 que comenzó a implementar luego de la derrota ante Equidad en Zipaquirá y derrotó 5-2 al Deportivo Pereira en el Atanasio.

En el arco no hay muchas dudas sobre la consolidación de Aldair Quintana que por su buen rendimiento se mantiene en procesos de Selección Colombia y tiene ventaja sobre sus competidores por edad y recorrido.

El puesto de lateral derecho no encontró soluciones confiables entre Jonathan Marulanda y Hayen Palacios, por lo que se optó por pasar a linea de tres defensores y crear falsos carrileros con más vocación ofensiva y en los que hasta ahora se han probado por derecha a Yerson Candelo, Neyder Moreno, Alex Castro y Vladimir Hernández. Por el sector izquierdo han cumplido esa función Andrés Andrade, Alex Castro, por momentos Vladimir Hernández y sumó algunos minutos Tomás Angel por ese sector en su debut, aunque no es su posición natural.

El regreso de Nicolás Hernández no cumplió las expectativas de un jugador que mejoró mucho su parte física, pero se notó inseguro en algunas de sus decisiones, algo inusual en el llanero. Al día de hoy para superar a su competidor directo que es el argentino Olivera tiene que remar mucho y aunque seguro sumará minutos por la seguidilla partidos, los más importantes serían para Olivera.

Danovis Banguero se ha adaptado muy bien a su posición como defensor por el sector izquierdo, aporta en el juego colectivo y es cuota de experiencia, mientras que Yerson Mosquera es la revelación del club y tiene un rendimiento preponderante. La línea de tres está muy clara y con buenas alternativas como Cabal, Córdoba, Nicolás y Perea.

La primera línea de volantes está cada vez más acoplada entre Brayan Rovira y Baldomero Perlaza. Son el equilibrio y el temperamento del equipo con presencia en las dos áreas y gran despliegue físico. Los competidores Michael Chacón y Sebastián Gómez no hacen hasta ahora dudar al entrenador.

El enlace, Jarlan Barrera va en ascenso y su compromiso con el plan de acondicionamiento físico será fundamental para que se mantenga y encuentre su mejor versión, pero marca diferencia y su calidad es innegable. Andrés Andrade es inamovible, por su carácter, actitud de siempre ir para adelante y aporte notable en el ataque ‘verdolaga’.

La dupla Duque – Álvez funciona muy bien, permitiéndole a ‘La Fiera’ ocupar espacios más cercanos al gol y no tener que descender tanto ya que el uruguayo se asocia muy bien de espaldas es muy fuerte en el juego aéreo para que el capitán peleé las segundas jugadas.

De este modo la única vacante para el once titular de Nacional sería la de ese jugador por derecha en donde hay cinco jugadores de muy buena condición luchando por el puesto: Alex Castro, Vladimir Hernández, Yerson Candelo, Neyder Moreno y Déinner Quiñones.

Si bien no siempre será posible jugar con el mismo once por las vicisitudes que presenta el fútbol, en la conformación de un once ideal o «de gala» esa es la única duda que tendrá el técnico brasilero-costarricense y el rival podrá determinar quién sea ese inicialista. En un planteamiento más defensivo Marulanda y Hayen podrían también aparecer ahí y en los compromisos de local o más propositivos se podría decantar más por los inicialmente mencionados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here