Programación 790AM

  • 10:00 a.m

    Solo Para Mujeres

  • 06:00 a.m

    Buenos Días Deporte

  • 05:00 a.m

    Las Noticias de Antioquia

Audios

Canal en vivo

Salud Para Todos

PRÓXIMO DIRECTO

Solo Para Mujeres

Resultados de fútbol

  • 2017/07/15 07:35 PM

    Envigado FC

    0

    2

    Medellín

  • 2017/07/16 07:45 PM

    Atlético Nacional

    2

    1

    Bucaramanga

EEUU

Donald Trump y su retraso en la elección de funcionarios claves.

Cuando el Presidente Donald Trump despidió al director del FBI, James Comey, en mayo, prometió que se movería rápido para encontrar un reemplazo. Menos de un mes después, el nombre del sustituto de Comey se dio a conocer: Christopher Wray. Pero no fue hasta el miércoles de esta semana que Wray se sentó frente al Senado para su audiencia de confirmación.

Su demora en llegar al cargo no ha sido la única que se ha desarrollado de esta manera desde que el Mandatario llegó al Salón Oval. A solo cuatro días de que se cumplan seis meses de la llegada de Trump a la Presidencia el 20 de enero, una serie de puestos clave de su administración aún permanecen vacíos. El gobernante se encuentra retrasado con respecto a sus antecesores, quienes a esta altura ya tenían confirmados a más del doble de cargos esenciales. Muchos expertos señalan que esto ha provocado que su administración esté retrasada en su agenda.

A pesar de que el Presidente ha culpado a los demócratas de demorar las confirmaciones, según el seguimiento que realiza The Washington Post en colaboración con el Partnership for Public Service, hasta el 13 de julio, de 564 posiciones clave en la Casa Blanca, 370 no tenían nominado formal. Según el recuento, 139 personas habían sido formalmente nominadas -es decir, un 24,6%- pero solo 49 han sido confirmadas -un 8,6%. A este punto, Barack Obama había nominado, y el Senado confirmado, a 200 personas.

Además de que la Casa Blanca está duramente golpeada por la “trama rusa” y por la reciente revelación de que el hijo mayor del Presidente, Donald Jr., tuvo contactos con una abogada rusa durante la campaña presidencial para que esta le entregara información perjudicial sobre Hillary Clinton, uno de los mayores problemas de Trump es la conformación de su equipo. A pesar de que, según Max Stier, presidente y director ejecutivo del Partnership for Public Service, durante el último mes el Presidente ha “aumentado el ritmo de nominaciones” aún existen “cientos de posiciones de vital importancia que quedan por llenar” (ver entrevista). Trump corre el riesgo de dejar puestos vacíos, dando “aún más obligaciones a los jefes de las agencias”, señala The Washington Post.

Asimismo, el periódico explica que la Casa Blanca se encuentra frustrada con el Secretario de Estado Rex Tillerson y su círculo cercano de asesores por el lento ritmo de contratación en ese departamento. Un sondeo entre 35.000 trabajadores reveló que la mayoría estima que esa cartera es manejada “sin timón” . Hasta el viernes en ese departamento, clave para el gobierno, habían sido confirmados solo 11 de 125 cargos que requieren confirmación.

A pesar de que aún falta una serie de confirmaciones en varios departamentos del gobierno, eso no significa que los puestos estén vacíos: existen personas o miembros de la administración anterior que se mantienen, pero temporalmente. No obstante, el atraso está dificultando el cumplimiento de otras prioridades del gobierno. Grandes promesas que hizo Trump durante la campaña, como el muro en la frontera con México o la derogación del Obamacare, aún no han sido concretadas.

Según el Post, el hecho de que Trump esté nominando a personas con menos experiencia en cargos públicos, con “complejos antecedentes financieros”, y que no lo hayan criticado durante la campaña, ha complicado la labor de confirmar candidatos. Además, ha hecho más ardua la tarea de encontrar a personas que puedan aprobar los requerimientos de ética del gobierno, es decir, que se separen financieramente de lo que están supervisando. “Muchos nominados han tenido que retirarse antes de ser confirmados porque fallaron en demostrar eso”, señala el periódico.

Para Darrel West, director de gobierno en el think thank Brookings Institution, gran parte de la demora proviene del hecho de que Trump no ha nombrado a nadie. “Hay desacuerdos dentro de la administración con respecto al tipo de persona que trae Trump. No le gusta contratar a los republicanos que lo criticaron durante el proceso de nominación, lo que elimina la mayoría de los miembros del Partido Republicano”, dice a La Tercera.

El experto señala que mientras el escándalo ruso se expande, es aún más difícil llenar los cargos porque “las personas de alto nivel están preocupadas por sus honorarios legales y porque estarán ingresando a una administración que está bajo investigación”, explica. “Estos problemas pueden ponerse peor en los próximos meses”, añade.

Otras Noticias

Ver noticias anteriores
  • Facebook

    Seguidores: 29509

  • Twitter

    Seguidores: 25012

  • Youtube

    Seguidores: 1045

  • Instagram

    Seguidores: 1366

Si quieres escuchar Radio Múnera en tu smarphone o table haga clic aquí

Descarga nuestra aplicación de Radio Múnera